La diferencia entre lo urgente y lo importante

A lo largo del tiempo, es muy común escuchar sobre los términos “importante” o “urgente”, en relación a una tarea.

Nos pasa muchas veces con una frecuencia que llega hasta el punto de ser preocupante. Pasan los días, semanas y meses, y lo único que hacemos es dedicarnos a apagar fuegos, a suplir esas tareas urgentes, creyendo que son importantes.

Cosas que a primera vista pueden parecer importantes, son en realidad meras acciones urgentes. Serán una simple tarea que al cabo del tiempo caerá en el olvido por no haber tenido un impacto en cuanto a tus objetivos se refiere.

En la vida diaria, es muy común que estas tareas urgentes sean la causa de nuestras principales distracciones. Ten seguro que tu concentración se verá desviada de ese proyecto o meta que tanto quieres alcanzar.

El problema viene a la hora de aprender a distinguir estos dos términos. ¿Cómo diferenciarlos correctamente? Una pregunta que no deja de ser habitual escuchar y cuya entendimiento es fundamental si queremos progresar en productividad personal.

Qué es lo importante

Si tenemos que poner una definición a este término, podríamos decir que es aquella cualidad que asignamos a una tarea, cuya realización nos acerca directamente a nuestro objetivo.

Una tarea importante está directamente relacionada con las consecuencias que trae consigo. Cuanto más importante es algo, la finalización de esa tarea te acerca mucho más a tu meta. Básicamente, si el resultado de no hacer una acción es grave, estamos ante una tarea importante.

Si dos tareas poseen un grado de consecuencia similar, sin importar las horas de trabajo que haya que dedicarle o la complejidad de la misma, estaremos ante dos tareas de similar importancia. Y siempre, la que cause efectos más graves, será la vencedora en importancia.

Es un factor totalmente subjetivo. Le pones esta etiqueta a algo porque es de tu conveniencia y te interesa para lograr los objetivos marcados.

Qué es lo urgente

En cuanto al término urgente, está asociado a tareas que tienen una fecha límite para ser realizadas. Cuanto más cerca se encuentre esa fecha límite, más urgencia tomara la tarea.

Cómo reconocer lo importante y diferenciarlo de lo urgente

Explicado los términos, ya tenemos claro que algo importante está ligado a sus consecuencias y efectos, y que la urgencia, está relacionada por la necesidad de llegar a tiempo.

Son características complementarias, por lo que pueden aparecer diferentes combinaciones. Para representarlo, voy a basarme en la Matriz de Gestión de Tiempo de Eisenhower.

Son diferentes las circunstancias que se mueven en cada situación, por lo que la interpretación de la tabla puede variar. De todas formas, podemos resumir los puntos generales en lo siguiente:

  • Urgente e importante: fundamental dedicarse 100% a esta tarea con toda prioridad.
  • Urgente y sin importancia: en la medida de lo posible, intentar delegar esta tarea.
  • Sin urgencia ni importancia: se le asignará 0 nivel de prioridad.

Es fundamental hacer una buena planificación del día para no caer en la rutina de centrarnos siempre en cosas urgentes. Muchas veces, el hecho de estar sometido a estrés o la falta de unos buenos hábitos, hacen que establezcamos unas prioridades erróneas.

Por Christian Morillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *