¡AVANZÁ A TU ESTADO DESEADO!

Desde siempre, nuestro objetivo ha sido ayudar a muchos a lograr sus objetivos ¡Y queremos seguir haciéndolo!

Por ello, hemos creado «enganchados», una iniciativa para que más personas conozcan las claves que les permitirán avanzar de su «estado actual» a su «estado deseado«.

¿Y cómo funciona enganchados? ¡Fácil! Semanalmente compartiremos una clave que puede ayudarte a dar el primer gran paso:

¿Cuántas veces has pospuesto hacer algo con la justificación más original?

Creemos que es importante que sepas que el principal motivo por el cual utilizamos excusas, es no saber enfrentar la incomodidad que genera hacer nuevas cosas, distintas. Es decir, salir de nuestra ZONA de CONTROL.

Incorporar un nuevo hábito puede resultarnos tan complejo, que preferimos engañarnos con excusas a fin de postergarlo. Lo que no sabemos, es que esta dinámica de dejar inconclusas nuestras tareas, nos genera una alta carga de culpa y decepción.

Esa carga se transforma es guardada internamente como información negativa, lo que justifica porqué nos cuesta tanto empezar una nueva actividad: básicamente porque recordamos que es muy probable que no la completemos y así nos ahorraríamos el dolor que implica dejar otra vez algo inconcluso.

¡Pero no está todo perdido! Lo mismo que hemos explicado sucede a la inversa. Al completar una tarea con éxito, guardamos la información como positiva, actuando como recuerdo positivo la próxima vez que debamos comenzar algo nuevo ¿Cuántos recuerdos tenés de terminar lo que empezaste?

Algunas estrategias prácticas

Ya sabemos que las excusas son obstáculos que frenan nuestras intenciones de avanzar, y que pueden esconder miedos, falta de confianza en las propias capacidades o el deseo de querer recibir una gratificación instantánea.

Para poder “detener” este juego de las excusas, es fundamental poder reconocer cuando la excusa está apareciendo, frenarla y tomar acción. Y si te estás preguntando cómo hacer eso, aquí va la respuesta: El semáforo de las excusas

 1-Cuando sientas que estás creando una increíble excusa para justificarte, detente “Luz roja”

2- Analizá lo que estás creando y preguntante ¿Por qué estoy creando ésta excusa? “Luz amarilla”

3- Entrá en acción y hacé lo que tenía que hacer  «Luz verde»

Es muy importante tener presente que la incomodidad es pasajera. Trabaja en el nuevo hábito para incorporarlo a tu vida y verás que todo será mucho más fácil y no requerirá esfuerzo.

Y ahora, ¿Qué excusa vas a dar para NO ENGANCHAR y ayudar a crecer a tus amigos? 

5/5

Y si te gustó y crees que puede servirle a alguien, compartilo con tus amistades, familiares o conocidos... Si te ayudó, entonces con más razón. Ayudemos juntos a otras personas... ¡ENGANCHALOS!

Hecho con Padlet